Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Pasar al contenido principal
We strive to make our website accessible and enjoyable for all users, however if there is informations you cannot easily access, please call a Salomon customer service agent at customer-phone-number or contact us through the contact form
Tips

encuentra los productos y todo el asesoramiento que necesitas para tu deporte

¿Cómo escoger las botas de esquí?


Si quieres esquiar en pistas preparadas y en nieve en polvo sin tener que preocuparte por tus pies, es clave elegir las botas adecuadas. Tus botas forman un dúo inseparable con tus esquís, tienen que ser cómodas y darte la sujeción suficiente. Aquí tienes nuestros consejos para que puedas escoger la mejor opción para ti.

Botas de esquí azules

Características de las botas de esquí

Para encontrar el modelo de botas que se adapte a tus necesidades, debes tener en cuenta varios elementos como la talla, la flexión, la forma de la carcasa y de la caña de la bota, así como otras características, como si tiene posición para caminar.

Botas de hombre y de mujer

Las botas de esquí de hombre y de mujer están adaptadas ergonómicamente a las diferencias de la forma del cuerpo, sobre todo de la pantorrilla. Las pantorrillas de la mujer suelen estar más bajas que las de los hombres.

La caña (la parte alta de la bota) de una bota de esquí para mujer suele ser más baja y se ensancha en la parte superior, con una forma específica por detrás para que la bota se adapte a la forma de la pantorrilla.

Las mujeres normalmente son más sensibles al frío, y por eso son más propensas a tener problemas de circulación y retorno venoso, motivo por el cual los botines de las botas de mujer son más cálidos.
--- Echa un vistazo a nuestras botas de esquí para MUJER | para HOMBRE

Flexión

Otro factor importante que hay que tener en cuenta al elegir las botas de esquí es la flexión o rigidez de la bota. El índice de flexión se mide en una escala de 60 a 150. La elección de la flexión de una bota de esquí está relacionada con la habilidad del esquiador y su forma física. Cuanto mayor sea el nivel del esquiador, más rígida tiene que ser la bota para poder transmitir la potencia de forma más eficiente de las piernas a los esquís. Los esquiadores con una constitución física grande también necesitarán una flexión más rígida.

  • Nivel principiante: índice de flexión entre 60 y 90 para hombre y entre 60 y 70 para mujer.
  • Nivel intermedio: flexión entre 90 y 110 para hombre y entre 70 y 90 para mujer.
  • Nivel avanzado: índice de flexión de 110 o más para hombre y de 90 o más para mujer.
  • Competidores de alto nivel: las botas más rígidas están reservadas para ellos y tienen una flexión de entre 140 y 150. 


El índice de flexión no sigue una norma oficial, así que puede haber diferencias en la rigidez de diferentes marcas.

Puedes ajustar la rigidez de tus botas de esquí aflojando la correa superior si quieres que sean más flexibles.

Escoger la talla adecuada


Longitud

El tallaje de las botas de esquí sigue el modelo de tallas Mondo Point, que se mide en centímetros y que se corresponde exactamente con la parte más larga de tu pie. A diferencia de los zapatos normales, las botas de esquí se tienen que ajustar con exactitud al pie del esquiador. ¡Se estima que el 75 % de los esquiadores escogen botas dos tallas más grandes!

¿Cómo te tienes que medir el pie para saber tu talla mondo? Es muy fácil:

  • Coloca un trozo de papel contra la pared.
  • Pon el pie sobre el papel con el talón contra la pared.
  • Flexiona ligeramente la rodilla y dibuja el contorno de la parte frontal del pie.
  • Haz lo mismo con el otro pie.
  • Escoge la medida más larga, esa es tu talla mondo.


Las botas de esquí normalmente están disponibles en medias tallas. Si la medida de tu pie se encuentra entre dos tallas, ten en cuenta la compresión del botín y elige la bota que sea media talla más pequeña.

Anchura

La anchura de una bota de esquí, a la que se suele referir como horma (se mide el tercio anterior del pie), es la parte más ancha del pie. La medida es fácil de encontrar, solo tienes que dibujar el contorno de tu pie.

Puedes escoger la anchura/horma de tus botas de esquí teniendo en cuenta el nivel de precisión que necesitas para esquiar:

  • 92 mm: muy estrecha. Solo para quienes compiten.
  • 96-98 mm: estrecha. Para un pie estrecho o para un esquiador que busca más precisión que comodidad.
  • 100 mm: media. Se adapta a la mayoría de los esquiadores.
  • 102 mm: para pies anchos.
  • 104 mm: para pies muy anchos.

Elegir una bota que tenga la anchura adecuada para ti no solo te da comodidad, sino también control sobre los esquís. Si la precisión es algo importante para ti, escoge unas botas de esquí más estrechas. Las botas de esquí demasiado anchas no te sujetarán bien el pie y te será más difícil controlar los esquís.

Mujer sentada poniendo sus botas de esquí en una tienda.
Hombre sentado poniendo sus botas de esquí


Define tu tipo de esquí

Elegir una bota que se adapte a tu pie (hombre/mujer, talla y anchura) es el primer paso fundamental para encontrar el par de botas de esquí ideal. También necesitarás escoger una gama de botas que se adapte al tipo de esquí que practiques, ya que los requisitos de la bota no son los mismos para personas con distintos niveles de esquí o para esquiar en diferentes terrenos.

Esquí por ocio en pistas preparadas

Los modelos de botas de esquí para esquiar en pista son flexibles (con una flexión de menos de 90), cómodos y fáciles de usar (son fáciles de poner, ligeros y a veces tienen modo para caminar).

Estas botas son las adecuadas si eres principiante o si esquías solo de forma ocasional.
---Echa un vistazo a nuestras botas de esquí para MUJER | para HOMBRE

Esquí de rendimiento y competición en pistas preparadas

Si esquías en pista a alto nivel, deberías optar por una gama de botas más rígida (flexión entre 90 y 130 para hombre y entre 70 y 110 para mujer). Estas botas te darán un mayor control gracias a su ajuste más ceñido y a la caña alta inclinada hacia las punteras.
---Echa un vistazo a nuestras botas de esquí para MUJER | para HOMBRE

Freeride y freetouring

Si esquías sobre todo fuera de pista y tienes un buen nivel técnico, elige botas de freeride con una flexión rígida (sobre 100-120), una caña recta y una anchura media de la bota de 100 mm. Hay características específicas de freeride para caminar más fácilmente, como suelas de goma o el modo para caminar que libera la caña.

Los esquiadores que practican freetouring usan pieles para hacer ascensos cortos antes de bajar esquiando. Estos esquiadores deberían optar por botas ligeras para ascender que también rindan bien en descensos. Las botas con insertos las hacen compatibles con fijaciones de touring con pin o con fijaciones híbridas específicamente hechas para freetouring.

--- Echa un vistazo a nuestra gama para MUJER | para HOMBRE

Mujer poniendo sus botas de esquí en una tienda

Esquí de touring

En esquí de touring se asciende con la ayuda de pieles fijadas en la parte inferior de los esquís y con fijaciones con el talón libre para que sea más fácil caminar.

Las botas de touring son ligeras y su modo para caminar es muy eficiente, lo que permite que la caña se mueva libremente. Son muy flexibles, así que no llevan detalles sobre la flexión al comprarlas.

Cada vez más se usan insertos metálicos en estas botas y es fundamental que estos insertos sean compatibles con fijaciones ligeras de touring con pin.
--- Echa un vistazo a nuestras gamas para MUJER | para HOMBRE

Freestyle

Lo primero que buscan los esquiadores de freestyle es una bota flexible con amortiguación en el talón para que el aterrizaje de los saltos sea más cómodo. La anchura media del tercio anterior del pie debe ser de 100 mm, lo que permite un buen equilibrio entre confort y precisión.

Telemark

Las botas y fijaciones de telemark son específicas de este deporte por la técnica de la genuflexión que se usa en los giros (el esquí exterior está en frente y la pierna interior se flexiona elevando el talón). Al elegir las botas de telemark, estas tienen que ser media talla más grandes que las de esquí alpino por la flexión.

¿Por fin has encontrado las botas de esquí adecuadas y quieres que sean más cómodas? Asegúrate de tener los calcetines de esquí adecuados. Un botín termoconformable se adaptará a la forma de tu pie al calentarlo (es mejor que lo haga un especialista) y también puedes remplazar la suela interior original por una suela personalizable ajustada a tu pie.

Finalmente, piensa en usar el servicio de ajuste de botas que ofrecen las tiendas especializadas y los podólogos. Esto te permitirá personalizar tus botas de esquí al hacer más grande la carcasa en los puntos de presión que te molesten.

Si tus botas son cómodas, ¡habrás empezado con el pie derecho la elección de tus esquís!

DESCUBRE TODAS NUESTRAS BOTAS DE ESQUÍ PARA MUJER

DESCUBRE TODAS NUESTRAS BOTAS DE ESQUÍ PARA HOMBRE