Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Pasar al contenido principal
We strive to make our website accessible and enjoyable for all users, however if there is informations you cannot easily access, please call a Salomon customer service agent at customer-phone-number or contact us through the contact form
Tips

encuentra los productos y todo el asesoramiento que necesitas para tu deporte

La naturaleza técnica propia del equipamiento de deportes de invierno deja poco margen para variar el diseño, y los esfuerzos suelen centrarse en implementar elementos sostenibles en los productos. La naturaleza de artículos como los esquís, que están compuestos de metales, fibras de vidrio/carbono y madera, convierte la fabricación en una tarea formidable para los profesionales de I+D. A pesar de este reto, el departamento de Deportes de invierno de Salomon se compromete hoy a tomar un nuevo rumbo más sostenible en los próximos años, de acuerdo con los objetivos de sostenibilidad generales de la empresa presentados en 2019. Tal y como ha empezado a hacer Salomon recientemente en su gama de calzado, el equipo de Diseño de productos de deportes de invierno ya trabaja en el desarrollo de la excelencia en la sostenibilidad sin comprometer el rendimiento.  

La implementación de este nuevo proyecto de diseño, mucho más ambicioso, representa un enfoque más responsable a la hora de fabricar equipamiento para deportes de invierno (incluidos los esquís, las botas, las gafas y los cascos). Además, es un paso más hacia el logro de los compromisos generales que ha asumido la empresa para reducir su impacto medioambiental. En particular, para 2030, Salomon ha prometido reducir sus emisiones de carbono generales un 30 % y se ha comprometido a crear el 100 % de sus productos respetando los principios de economía circular.

“Como líderes a nivel global en la categoría de deportes de invierno, sentimos que tenemos la responsabilidad de ser un ejemplo en nuestra forma de trabajar, para que cada vez sea más sostenible”, dice Xavier Le Guen, vicepresidente de Deportes de invierno en Salomon. “La salud de los deportes que amamos depende del planeta y esto supone una gran oportunidad para aportar nuestro granito de arena. Además, podremos ayudar a mostrar el camino a seguir compartiendo nuestros pilares de sostenibilidad a empresas del sector. En el futuro, esperamos que toda la industria de deportes de invierno una fuerzas para avanzar en este sentido y provocar un impacto positivo en la amenaza climática a la que todos nos enfrentamos”.

Al admitir que, en el futuro, la existencia del esquí alpino y nórdico, y del snowboard se verán directamente afectados por el cambio climático, Salomon confirma que la sostenibilidad va a jugar un papel fundamental en los parámetros de rendimiento de sus próximos productos para deportes de invierno. Con la motivación de actuar en toda su cadena de suministro más allá de sus propias operaciones, el departamento de Deportes de invierno ha creado un plan para trabajar de forma más sostenible haciendo lo siguiente:  

  • Lanzar una gama de productos de deportes de invierno progresiva y altamente sostenible. 
  • Definir una lista de “básicos” sostenibles que todos los productos de deportes de invierno deban cumplir para 2025, en armonía con la estrategia de sostenibilidad global de Salomon. 
  • Colaborar con socios en estaciones de esquí y canales de distribución, además de conectar con la comunidad de deportes de invierno y participar en el debate con el fin de conseguir objetivos colectivos de sostenibilidad más ambiciosos.

El primero de esos productos de invierno sostenibles son los nuevos esquís S/MAX eSkin Nordic, los primeros esquís de la marca desarrollados con mentalidad sostenible. En la construcción de su núcleo se emplean botellas de plástico recicladas.

esquí nórdico swe sostenible

En la actualidad, el departamento de Deportes de invierno de Salomon ha fijado una serie de aspectos básicos sobre sostenibilidad que tienen un impacto global en las siguientes áreas:

  • EMBALAJE: El cartón del embalaje de las botas de esquí alpino y nórdico, además del de las botas de snowboard, fijaciones, cascos y gafas cuenta con la certificación FSC 100 % (Forest Stewardship Council, por sus siglas en inglés). Se han eliminado todos los plásticos de un solo uso en el embalaje de las botas de snowboard. Las bolsas de plástico que envolvían los pares de bastones de esquí se han reemplazado por un pequeño clip de plástico, lo cual ha ahorrado más de 5,4 toneladas de plástico al año (12,6 toneladas de CO2). La ventana de plástico del embalaje de las gafas se ha sustituido por una caja de cartón con certificación FSC completa que, a su vez, ha eliminado la necesidad de pegamento. Se ha evitado el consumo de un millón de bolsas de plástico de un solo uso desde que las eliminamos del embalaje de las fijaciones de snowboard.
  • DURACIÓN Y CAPACIDAD DE REPARACIÓN: El 100 % de las fijaciones de snowboard pueden repararse y las placas base ahora tienen garantía de por vida para fomentar la reutilización sobre el consumo.
  • ELIMINACIÓN DE SUSTANCIAS QUÍMICAS Y MATERIALES PELIGROSOS: El 100 % de todas las botas de snowboard de Salomon no contienen PFC ni PVC. Las tablas de snowboard ahora incluyen raíles de corcho para sustituir a los de caucho, sumando sostenibilidad a las tablas más vendidas. Para la temporada de otoño-invierno 2023, se habrá eliminado el PFC y el PVC de toda la gama de botas de esquí nórdico; en el caso de la de esquí alpino, se espera conseguir este objetivo para la temporada otoño-invierno 2025.
  • INTEGRACIÓN DEL USO DE MATERIALES MÁS SOSTENIBLES: En la fabricación de las pieles para los esquís de backcountry y nórdicos, además de en las tablas split board de snowboard, ya se emplea mohair obtenido de forma sostenible y sin crueldad. En los núcleos de las tablas de snowboard se utilizan más materiales obtenidos de forma biológica durante la fabricación. Y en todas las fijaciones de color negro para esquís alpinos, el 10 % del producto se crea a partir de materiales reciclados.

Además de los pasos que se han dado en la sede de Salomon (Annecy, Francia), en la fábrica de deportes de esquí Amer (Altenmarkt, Austria), donde se fabrican los esquís de Salomon y Atomic, han realizado una labor ejemplar con el esquema de gestión de desechos y la obtención de energía. De hecho, el equipo de Operaciones de deportes de invierno de Amer fue galardonado con el premio Phönix 2014 por la gestión de desechos gracias al esquema de reutilización de desechos en sus instalaciones, que opera al 100 % con electricidad renovable y cuenta con una planta eléctrica de biomasa. 

“El impulso para realizar estos cambios proviene de nuestros empleados, a quienes les apasiona realizar su trabajo de una forma respetuosa con el medioambiente. También procede de algunos de nuestros atletas profesionales y embajadores, que están muy comprometidos con la conservación medioambiental y la sostenibilidad”, dice Le Guen. “Viejos amigos y embajadores como Mike Douglas, Chris Rubens, Victor Galuchot, Greg Hill, Leah Evans y todos nuestros atletas de deportes de invierno han sido muy claros a la hora de expresar su deseo de ver cómo Salomon transforma sus deportes de invierno mediante un nuevo enfoque sostenible que no sacrifique el rendimiento de nuestros productos”.