Cómo elegir tu casco de esquí o de snowboard

6 min de lectura

5  Me gusta

Cómo elegir tu casco de esquí o de snowboard


Un casco de esquí o de snowboard es un elemento básico de protección adoptado ampliamente en todas las disciplinas de cada deporte. Para encontrar uno que te ofrezca la mejor protección sin renunciar a la comodidad, es importante elegir bien. Estas son nuestras recomendaciones para conseguirlo.

Cascos diseñados para usos específicos

No hay diferencias técnicas entre un casco de esquí y uno de snowboard. Así que tanto si eliges uno como el otro, la cuestión gira, principalmente, en torno a la estética. Los de esquí van igual de bien para practicar snowboard y viceversa.

Nuestros cascos para hombre | Nuestros cascos para mujer

Ya sea para esquiar o hacer snowboard, tienes que elegir un casco específicamente diseñado para el uso que piensas darle:

  • Esquí en estaciones: estos son los más versátiles, con funciones que se adaptan a tus necesidades como la ventilación ajustable, el sistema de audio, etc. Además, suelen ser asequibles.
  • Freeride, esquí fuera de pista: es ligero y permite la ventilación, así que te olvidarás de que lo llevas tanto en la subida como en la bajada.
  • Esquí fuera de pista, de travesía o de montaña: cascos ultraligeros y bien ventilados para evitar el sobrecalientamiento en la subida. Algunos de ellos cumplen con el estándar de escalada y montañismo (EN 12492), además del estándar de esquí.
  • Freestyle: cascos elegantes reforzados para esquiar en campo abierto.
  • Carreras, esquí alpino de competición, snowboard cross: estos cascos están diseñados para ofrecer protección aerodinámica adaptada a cada disciplina. (No te pierdas este artículo sobre todas las disciplinas del esquí alpino).


Cómo elegir la talla de casco adecuada

Para elegir la talla de casco idónea, debes hacer estas dos cosas:

1- Mídete la cabeza

Para ello, puedes ir a una tienda de equipamiento de esquí y utilizar su herramienta especial de medida. O también puedes hacerlo tú mismo con una cinta de medir extendiéndola 1 cm desde el hueso de la ceja hasta el punto que está justo encima de la oreja.

Así sabrás cuál es tu talla de casco de adulto:

  • XS: 48-53 cm
  • S: 53-56 cm
  • M: 56-59 cm
  • L: 59-62 cm
  • XL: 62-64 cm

Las tallas de los cascos para niños suelen ser:

  • S: 48-53 cm
  • M: 53-56 cm

Para estar seguro de haber elegido la talla adecuada de un casco, el sistema de ajuste no debería estar al límite en ninguno de los extremos. O, dicho de otra forma: el sistema no debería estar completamente ajustado ni suelto cuando el casco está colocado en su sitio y dicha colocación resulta cómoda.

2- Prueba diferentes cascos

Es importante probarte diferentes modelos para asegurarte de elegir aquel que te resulte más cómodo y seguro.

Nuestros cascos para hombre | Nuestros cascos para mujer

Deberías sentir que el casco encaja perfectamente en tu cabeza. Tiene que colocarse en su sitio sin estar demasiado ajustado ni ejercer presión en ningún punto.

Para hacer una prueba rápida, mueve la cabeza hacia arriba y hacia abajo, y de izquierda a derecha, sin cerrar el broche de la barbilla. Un casco que encaja bien se mantendrá en su sitio y siempre te cubrirá la frente.

Las tallas de hombre y mujer son las mismas. Solo difieren la estética y los tejidos que incluyen en su interior.

Si sueles ponerte gafas de esquí, comprueba que encajan con el casco. Deberían ajustarse a la forma del casco para evitar que entren el aire frío y la nieve. Si necesitas unas gafas, te aconsejamos leer este artículo sobre cómo elegir tus gafas de esquí.

Nuestras gafas de esquí para hombre | Nuestras gafas de esquí para mujer

La tecnología del casco

Todos los cascos de esquí y snowboard deben ajustarse al estándar CE-EN1077 (estándar europeo) o el ASTM F-2040 (estándar norteamericano). Los cascos que cumplan estos estándares garantizan el mismo nivel de protección básica, independientemente de su construcción: ABS, in-mold o híbridos.

Cascos ABS

Los cascos de esquí con inyección de ABS (acrilonitrilo butadieno estireno) consisten en una carcasa externa de plástico ABS duro con una espuma protectora EPS (poliestireno expandido) pegado por dentro. Los cascos de ABS son resistentes a altos impactos, pero pesan un poco. Sin duda, se trata de la tecnología más común a la hora de fabricar cascos sólidos con una buena protección y a un precio asequible.

Cascos in-mold

Un casco in-mold consiste en una carcasa externa de plástico muy fina que se moldea directamente en la goma espuma interior de EPS. Esto da lugar a un casco de esquí muy ligero y compacto.

Cascos híbridos

Los cascos híbridos combinan inyección de ABS en la parte superior y tecnología in-mold en la inferior. Esto ofrece un buen equilibrio que se traduce en un peso ligero, resistencia ante impactos y protección para practicar esquí y snowboard.

Tecnología MIPS

Algunos cascos también vienen equipados con tecnología MIPS que, en el caso de impacto sesgado, ofrece una mejor protección para el cerebro, reduciendo considerablemente la fuerza de rotación. Esta tecnología adicional incrementa el precio del casco y suele encontrarse en modelos de alta gama.

Nuestros cascos para hombre | Nuestros cascos para mujer

Características del casco de esquí

Los cascos de esquí y snowboard cuentan con características que los adaptan a las necesidades de cada disciplina. En definitiva, son la calidad final y las características las que determinan su precio.

Ventilación

La ventilación de un casco de esquí proviene de los orificios que tiene en la parte frontal y trasera, que permiten la entrada de aire fresco. Por su parte, los agujeros en la parte superior favorecen que se libere el calor. El número y el tamaño de orificios varía según la disciplina para la que se haya diseñado el casco.

Sistemas de ajuste

Muchos cascos incluyen una esfera en la parte trasera que permite ajustar de forma precisa la circunferencia. El sistema por cable BOAⓇ ofrece un ajuste micrométrico que ciñe el casco de forma equilibrada a toda la cabeza.

Los ajustes de los cascos del esquí de travesía se hacen con Velcro o un sistema sencillo de rueda dentada para aligerarlo lo máximo posible.

El forro interior

La calidad del forro marca una gran diferencia en la comodidad del casco y su vida útil. La mayoría de ellos tienen forros desmontables y lavables.

Visor integrado

El visor integrado en el casco es una característica originalmente diseñada para aquellos que llevan gafas. Sin embargo, muchos esquiadores lo utilizan porque es realmente práctico,

El visor integrado también es muy popular entre los niños, a los que les gusta porque no tienen que pensar en ponerse las gafas, además de todo el equipamiento para esquiar.

Cuando te pruebes un casco con visor, recuerda ajustar el tirador y la tira de la barbilla antes de bajar el visor para asegurarte de tener la máxima estabilidad.

Sistemas de audio

Hay cascos con auriculares integrados en cada oreja, ideales para los esquiadores y snowboarders amantes de la música. Esta característica es muy valorada por los que esquían en estaciones de esquí y por los freestyle riders, pero debería utilizarse solo en las subidas.

En esos días de esquí y snowboard en los que todo encaja, siempre hay que empezar por el casco.

Nuestros cascos para hombre

Nuestros cascos para mujer

5